La iglesia en el Plan de Dios


Esta semana en nuestra iglesia estuvimos hablando acerca de la responsabilidad que como creyentes tenemos delante de nuestro Dios.

El texto de Efesios 1:23 es un texto bastante difícil de interpretar. Una de las posibles interpretaciones que nos brinda es que la Iglesia es aquella encargada de completar la obra que Cristo dejó iniciada por medio de su muerte y resurrección.

Nosotros somos los encargados de transmitir a las naciones un mensaje de esperanza que se simiente en la obra de Cristo. Este mensaje que es el resultado del sacrificio de Jesús, fue encomendado a hombres y mujeres como tú y como yo, débiles y en ocasiones pusilánimes. Los relatos de la iglesia primitiva como Marcos 16: 7ss nos narran como vez tras vez, este mensaje de esperanza estuvo a punto de quedarse truncado por el miedo o por la incredulidad de los primeros discípulos. Hoy en día al igual que en aquel entonces, aquel mensaje de esperanza sigue estando en manos de hombre y mujeres de fe. Al igual que en el pasado, muchas veces en la actualidad el temor nos hecha para atrás, la incredulidad no nos deja actuar.

La iglesia primitiva, de todos modos, logró vencer sus propios miedos y llevar aquel mensaje a las naciones. Aquella pequeña comunidad conformada -según las palabras del apóstol Pablo- por lo vil y despreciado de este mundo, empezó a tener un tremendo impacto sobre la sociedad de su tiempo. Al cabo de varios años, y encontrándose todavía la iglesia bajo la persecución del Estado, senadores, hombres y mujeres de alcurnia e intelectuales renombrados, se contaban entre los seguidores de Cristo. Esto no se logró por medio de poderosas campañas de marketing sino por medio del testimonio de creyentes que decidieron VIVIR el mensaje que se hallaban predicando.

El desafío que como iglesia tenemos es muy grande. Hoy en día quizás haya más o quizás menos corrupción que en los tiempo de la iglesia primitiva, sin embargo, Dios ha decidido contar con nosotros para su plan de renovar su creación. Seremos capaces de lograrlo sólo en la medida en que seamos capaces de ser testimonios vivos de que el poder del evangelio es real y no sólo un mero discurso.

2 comentarios en “La iglesia en el Plan de Dios

    1. Que bueno que ahora podemos seguir a la distancia a nuestra comunidad de hermanos por medio de la red. Sigue adelante y Dios bendiga tu trabajo y tu familia
      Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s