Estudio introductorio al Apocalipsis

Hablar del Apocalipsis, para muchos, es simplemente hablar del fin del mundo. Estudiar el Apocalipsis es para muchos sinónimo de descubrir personajes del presente profetizados en aquel libro y que apuntan hacia la gran destrucción total.

El problema radica en la manera cómo estudiamos aquel libro. Un repaso somero del último libro de la Biblia sólo puede producir confusión y equívocos. Leer sin las herramientas adecuadas un libro tan lleno de símbolos y referencias al Antiguo Testamento sólo puede llevarnos a terribles confusiones.

De hecho, se podría decir que quizás el libro de la Biblia en el cual más herejías han sido cimentadas es el del Apocalipsis.

Hay diferencias de comprensión de este libro entre católicos y protestantes. Tal vez para algunos esto no sea extraño. Pero hay tanta variedad de interpretaciones dentro de las iglesias protestantes, que fácilmente podríamos decir lo que dijo Jerónimo en su tiempo: hay tantas interpretaciones del Apocalipsis como palabras tiene ese libro. Sólo tomando en consideración el tema del mileno, tenemos los milenaristas, los premilenaristas y los posmilenaristas. Dentro de los premilenaristas tenemos los pretribulacionistas, los tribulacionistas y los postribulacionistas. Una variedad de premilenaristas serían los dispensacionalistas. La listas de diferencias podría ampliarse largamente. Todo esto, dentro de la iglesias evangélicas.

Si nos adentramos a estudiar este libro sin entender adecuadamente la intensión del autor, el estilo literario que utilizó y la importancia del lenguaje simbólico en la literatura apocalíptica, lo más probable es que terminemos malentendiendo uno de los libros más cristocentricos del Nuevo Testamento. Lo más probable es que terminemos centrando nuestra atención, no en el Cordero inmolado, sino en el anticristo, en el 666, en la gran ramera, en el falso profeta, etc.

El libro del Apocalipsis se plantea como un libro cargado de esperanza para el pueblo de Dios, pero cuando nuestro interés se desvía de ello empezamos a atemorizarnos por las espeluznantes profecías que empezamos a conjeturar a nuestro gusto a partir del libro del Apocalipsis.

Empecemos a estudiar este libro con las herramientas que nos dan las ciencias bíblicas para que de este modo podamos enriquecernos con las esperanza que brota de este último de la Biblia.

El día sábado 23 de Abril estaremos impartiendo un taller acera del Apocalipsis en la Iglesia Refugio Cristiano.

El costo es de cinco dólares que incluye el material y un refrigerio.

Horario: 09h00 – 13h00

Semillas de esperanza

Quizás muchas ocasiones hemos mirado la semana santa en función de lo cruel del acontecimiento que se recuerda. Sin embargo, en aquel evento se vislumbra uno de los acontecimientos más esperanzadores de la historia. Esperanza que atañe no sólo a la humanidad como un todo, sino a cada individuo. La resurrección, el elemento cumbre de toda la semana santa nos recuerda que aunque tal vez nosotros hayamos perdido una esperanza, Dios aún no ha perdido la esperanza en nosotros. Contra toda esperanza Dios sigue guiando su creación hasta su culminación. Cielos nuevos y tierra nueva, no son borron y cuenta nueva, son renovación, restauración, culminación de la obra creadora de Dios. Te invitamos a compartir con nosotros esta celebración de la vida y de la esperanza con el Cristo resucitado que, como prometió, estará con nosotros todos los días hasta el fin del mundo. El mapa de nuestra iglesia aquí

Agradecemos el apoyo de Verónica Morales en la elaboración de la publicidad del evento.