No robemos a nuestro prójimo


En dos ocasiones encontramos a Pablo decir que el trabajo que realizamos no sólo es para nuestro propio beneficio sino que lo es además para ayudar a los que no tienen. Uno de los mayores errores de quienes proclaman prosperidad en muchas iglesias es que se olvidan que dicha prosperidad conlleva. de hecho, responsabilidad. El texto bíblico no aboga por una ideología que alabe la pobreza pero tampoco se halla a favor de teologías que exalten el enriquecimiento desmedido. La Palabra de Dios nos insta a esforzarnos, a trabajar y a ser de bendición a través del trabajo que realizamos.

Nuestro trabajo, si tiene como único objetivo nuestro propio bienestar y nada más, se halla desvirtuado, desvinculado e incluso diríamos alienado. Cuando el trabajo que realizamos día a día lleva como propósito, no sólo nuestra propia satisfacción personal sino además el ser un apoyo para los que no tienen, aquel trabajo vuelve sobre nosotros devolviéndonos la integridad espiritual que nos roba el egoísmo.

El que robaba, no robe más, dice Pablo, sino trabaje para ayudar a los que no tienen. Se percibe en este texto una idea que sobrepasa nuestras nociones respecto al robo. Robar, no sólo es quitar a los otros lo que les pertenece, sino además, robar es no dar a los que no tienen por satisfacer egoístamente sólo a nuestros intereses.

Muchas maneras hay en las que podemos robar a nuestro prójimo. Unas frontales, otras soterradas. El desafío de Pablo es a no robar más.

Hay varios motivos por los cuales podemos robar -quitar lo ajeno o negar la ayuda- pero podemos centrar nuestrra atención sobre tres en particular:

1. Envidia

2. Avaricia

3. Pereza.

Considerados en la antigüedad como pecados capitales, hoy son vistos con más indulgencia de la que se debería.  Los tres roban al portador de dichos vicios y roban al prójimo necesitado de nuestra ayuda. No permitamos que dichos vicios nos desprendan de la bendición de la prosperidad en los términos bíblicos así como tampoco de la posibilidad de ser de bendición para quienes no tienen.

Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s