La Palabra oportuna

La semana pasada estuvo compartiendo con nosotros la reflexión, mi esposa. Las palabras que usamos pueden ser para edificar a las personas o para destruirlas. El texto de Efesios 4:28 nos anima a usar palabras que sean para dar vida a las relaciones y a las personas. Evitemos los chismes, las calumnias y todo tipo de palabras y comentarios que denigran a las personas y que no las edifican.

A continuación la presentación que utilizó para su exposición Nelly:

Bendiciones.