El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo

Tercera reflexión del evangelio de Juan. El nombre que da Juan a Jesucristo como “Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” alude a la gran necesidad de todos los seres humanos: ser salvos de nuestros propios pecados.

Anuncios