TRAS LA MASCARA DEL HOMBRE AMBICIOSO


Cuando veo el amor de Dios y la obra de Sus manos

Cuando veo el amor de Dios y la obra de Sus manos

Me maravillo, al saber con cuánta dulzura y creatividad lo hizo

Miro a las aves del campo volar, silbar, y dirigirse a grandes distancias

Miro el verdor de las plantas y el colorido de las flores silvestres adornado el paisaje

Miro las aguas mansas recorrer grandes distancias alimentando a la tierra y al hombre

Miro a los animales en sus especies luchar por su supervivencia y al perro como amigo del hombre

Miro las montañas potentes y desafiantes con su lava ardiente que arrasa con todo a su paso

Miro la destrucción que ocasiona un terremoto dejando a su paso dolor vacío y pérdidas humanas

Miro a Dios creando al hombre dotándole de sabiduría e inteligencia para que administre la tierra

Dios le dio al hombre una ayuda para cumplir con su labor en este mundo, y que no esté solo

Comienza el hombre buscando a quien inculpar sus faltas, no reconoce sus errores

Comienza a sentir celos amargos y planifica en su mente dañar a quien cree es su enemigo

Su envidia no le permite quedarse quieto y busca aliados para conseguir su objetivo

En un momento de angustia y desesperación, busca ser bendecido por Dios y lucha con Dios

Dios muestra Su amor y Su poder para liberar de la esclavitud a Su pueblo

Dios nunca abandona a Su pueblo a pesar de su infidelidad y desobediencia

Dios no se ha arrepentido de Su pacto de amor, porque Dios es amor y es eterno

El hombre no quiere escuchar a Dios, porque él mismo se cree dios y no quiere leyes

El hombre es ambicioso y quiere poder, y no está dispuesto a perder

El hombre ambicioso elimina a todos quienes se interpongan en su meta de poder

El hombre ambicioso planifica en su mente, no duerme solo quiere tener el poder y arma la guerra

El ambicioso convence aquellos simples que no entienden el discurso de su líder y lo siguen

El simple se deja fácilmente manipular por aquellos que tienen facilidad para engañar

El simple no razona, no investiga, no busca a Dios, solo se deja influenciar para mal

El mal líder, no busca el consejo de Dios, solo quiere beneficiarse a sí mismo usando a otros

El mal líder, no busca el verdadero bien común porque es egoísta, y siempre busca su propio bien

El mal líder, es arrogante, orgulloso, prepotente y astuto y con su discurso convence a los simples

El mal líder, los lleva a la destrucción a quienes le siguen y creen en él

El verdadero líder, busca el bien común sin que sean perjudicados sus seguidores

El verdadero líder, investiga, consulta, razona, busca consejo de Dios y de gente sabia

Cuando Dios creó al hombre, lo creó a Su imagen y semejanza

Le dejó instrucciones precisas para capacitarle y que esté preparado para toda buena obra

El plan perfecto de Dios en su inicio ha sido desviado por el hombre malo para mal

Que Nuestro Dios todo poderoso, nos perdone y nos ayude a volvernos a Él

Seguirle a Dios, y hacer Su santa voluntad.

El primer mandamiento es el amor a Dios, y el segundo el amor al prójimo

Si cumplimos estos mandamientos no habría guerras en el mundo

Dios nos bendiga.

Autora: María Esther Arias

24/06/2022

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s