Regulación de cultos: un tema pendiente de las Iglesias evangélicas

La pasado lunes 9 de mayo entre mil y dos mil evangélicos de las ditintas iglesias de Madrid marcharon hacia la plaza Cibeles para protestar contra las medidas implantadas por el Ayuntamiento de Madrid contra varios templos evangélicos de la ciudad. Cinco han sido clausurados y a 20 más ha sido socilictada una licencia para actividades propia de una discoteca.

Entre otros requerimientos, se pide aislamiento acústico y dotación de aparcamiento. Los manifestantes reclaman que al no haberse reglamentado la normativa para los espacios de culto, el Ayuntamiento está aplicando “una normativa propia de actividades mercantiles, como discotecas, pubs, espectáculos públicos u otros”.

No es el único caso en el que las alcaldías se plantean el ordenamiento de los cultos evangélicos de sus respectivas juridicciones. En Bogotá,el decreto 311 del año 2006 determinaba una serie de normativas a ser ejecutadas por las diferentes iglesias de la capital colombiana.

Las principales normativas son las siguientes:

  • Adecuaciones urbano-arquitectónicas y de reforzamiento estructural de los equipamientos de cultos.
  • Regulación y manejo de seguridad y movilidad de los equipamientos que lo requieran.
  • Gestiones necesarias para la obtención de licencias de reconocimiento.
  • Reubicación de equipamientos que se encuentren localizados en áreas consideradas de altoriesgo no mitigable.
  • Parqueaderos adecuados para quienes asisten a sus congregaciones donde se requiera.
  • Baños disponibles para los feligreses.
  • Un buen sistema de ventilación e insonorización.

Diario El Tiempo, en una publicación de marzo de 2008, da cuenta de la dificultad de las iglesias evangélicas para cumplir con dichos requerimientos. Según el consejal de Bogotá, Gustavo Paez, “cerca del 60 por ciento de la comunidad cristiana, especialmente aquellas congregaciones pequeñas que pagan arriendo, está en riesgo de desaparecer por las altas exigencias que se deben cumplir”.

Las iglesias de la capital colombiana tenían hasta diciembre de 2010 para ponerse a punto con la norma. Sin embargo, debido a los pedidos de las iglesias, se ha extendido el plazo por tres años más.

Tanto Bogotá como Madrid evidencian una tendencia que paulatinamente van acogiendo distintas capitales del mundo. En nuestro caso, Ecuador, quizás sólo sea cuestión de tiempo hasta que las autoridades a cargo decidan desarrollar un plan de regulación de cultos que afecta a un gran número de templos en las principales ciudades del país.

Es evidente que algunos de los requerimientos de las ordenazas municipales planteadas en ambos casos suenan muy pertinentes, sin embargo, ¿están nuestras iglesias preparadas para este tipo de renovaciones? La verdad es que muchas no podrían adaptarse a semejante tipo de regulaciones.  Es posible que tengamos que empezar a centrar más nuestra atención en dos elementos fundamentales:

  1. La fundación de nuevas iglesias requiere tomar en cuenta ciertos prerequisitos. Si hay algo de lo cual muchas iglesias suelen enorgullecerse -y la de Carcelén no escapa- es del hecho de que nacieron en una pequeña reunión de hogar desde la cual fue creciendo hasta adquirir un terreno y luego un templo. Si la tendencia de las grandes ciudades sigue por la línea de la regulación de cultos, lo más probable es que de aquí en adelante debamos plantearnos para la fundación de cada nueva iglesia un proyecto previo de evangelización, consolidación y construcción del edificio de la nueva iglesia. Esto nos habla de la necesidad de empezar a trabajar como Iglesia (nacional) y ya no de manera autosuficiente por medio de iniciativas autónomas.
  2. La posibilidad de dar más énfasis a las iglesias de hogar. La iglesia primitiva no contaba con grandes templos. De hecho no es sino hasta el siglo cuarto que la iglesia empieza a poseer templos de adoración debido a que el cristianismo se constituye en la religión oficial del imperio romano. Ahora, que las regulaciones empiezan a poner nuevos traspies a la comunidad de creyentes, quizás sea un momento propicio para reflexionar acerca del tipo de iglesia que hemos llegado a ser. Alguien llamó a la iglesia contemporánea templocentrista. Las pequeñas reuniones de oración, reflexión y alabanza, no requieren sujetarse a mayor regulación y un grupo determinado de grupos de hogar puede alquilar periódicamente algún local para realizar reuniones especiales.
  3. La necesidad de priorizar ciertos prerequisitos arquitectónicos en nuestras construcciones. Si bien la solución anterior puede ser muy viable para iglesias pequeñas que no poeseen aún un local fijo, no parece muy efectiva en el caso de iglesias grandes que ya poseen un local. En este caso, es necesario empezar a proyectar nuestras construcciones en base a una planificación bien elaborada. No sólo nos puede evitar problemas a largo plazo con la ley sino que además nos permite mejorar nuestra imagen delante de los no creyentes. Es habitual escuchar comentarios un tanto despectivos de parte de inconversos que ven las iglesias evangélicas como “iglesias de garage”. Si bien, nuestra preocupación primordial es espiritual, esto no quita que procuremos hacer bien las cosas n lo referente a los ordenamientos terrenales. De hecho, podemos recordar aquel texto bíblico que no habla de que las leyes están para alabar al que hace el bien. Lejos las discusiones sociológicas respecto de este asunto, vemos que las desposiciones de aparcamiento, ventilación, rampas para minusválidos y aislamiento sonoro no son malas en sí, sino que incluos podrían llegar a permitir un mejor desarrollo del culto.

Como sea que fuere, nos vemos impelidos por la ley a reflexionar en ciertos elementos de nuestras congregaciones que de otro modo, quizás no hubiésemos prestado atención. Tengam0s sabiduría y preparémonos en los tiempos de las vacas gordas para los tiempos de las vacas flacas.

David Wilkerson

El día de ayer, Miércoles 27 de Abril de 2011, el Pastor David Wilkerson falleció luego de colisionar de frente contra un camión. Por razones aún desconocidas, su vehículo se salió de su carril atravesando al carril contrario en la carretera US 175 de Texas.  El conductor del camión vio el vehículo y trató de esquivarlo, pero aún así colisionó de frente, según el policía Eric Long.

Wilkerson es recordado aún por su labor entre las pandillas de Nueva York en los años setenta. En 1987 fundó la Iglesia de Times Square en Nueva York. En aquellos tiempos la zona de Times Square tenía una mala reputación por ser  zona de encuentro de “prostitutas, fugitivos, adictos a las drogas, indigentes y estafadores, junto con shows en vivo y salas de cine para adultos”. COn el objetivo de ayudar  a aquellas personas, el Pastor Wilkerson fundó una iglesia precisamente en aquel lugar.

A lo largo de los últimos años, también había dedicado una buena cantidad de tiempo a dar conferencias acerca de la situación actual de la iglesia y el desafío de Dios para la misma en estos tiempos.

Transcribimos aquí las palabras de la última entrada de su blog, con fecha 27 de Abril de 2011:

CUANDO TODOS LOS RECURSOS FALLAN

Creer cuando todos los recursos fracasan complace sumamente a Dios y es altamente aceptado por él. Jesús dijo a Tomás: “Has creído porque has visto, pero bienaventurados los que creen y no han visto” (Juan 20:29).

Bienaventurados los que creen cuando no hay evidencia de una respuesta a su oración. Bienaventurados aquéllos quienes confían más allá de la esperanza cuando todos los medios han fracasado.

Alguien ha llegado a un lugar de desesperación, al final de la esperanza y al término de todo recurso. Un ser querido se enfrenta a la muerte y los médicos no dan esperanza. La muerte parece inevitable. La esperanza se ha ido. Oró por el milagro pero éste no ha sucedido.

Es en este momento cuando los bastiones de Satanás se dirigen a atacar su mente con miedo, ira y preguntas abrumadoras como: “¿Dónde está tu Dios? Usted oró hasta que no le quedaron lágrimas, ayunó, permaneció en las promesas y confió”. Pensamientos blasfemos se inyectan en su mente: “La oración falló, la fe falló. No voy a abandonar a Dios pero no confiaré en él nunca más. ¡No vale la pena!” Inclusive preguntas sobre la existencia de Dios vienen a su mente.

Todo esto ha sido el dispositivo que Satanás ha empleado durante siglos. Algunos de los hombres y mujeres mas piadosos de todos los tiempos vivieron tales ataques demoníacos.

Para aquellos que pasan por el valle de sombra de muerte, oigan esta palabra: El llanto durará algunas oscuras y terribles noches, pero en medio de esa oscuridad pronto oirá el susurro del Padre: “Yo estoy contigo. En este momento no puedo decirte por qué, pero un día todo tendrá sentido. Verás que todo era parte de mi plan. No fue un accidente. No ha sido un fracaso de tu parte. Agárrate fuerte. Deja que te abrace en esta hora de dolor”.

Amado, Dios nunca ha dejado de actuar en bondad y amor. Cuando todos los recursos fallan, su amor prevalece. Aférrese a su fe. Permanezca firme en su Palabra. No hay otra esperanza en este mundo.

tomado de: davidwilkersoninspanish.blogspot.com/

La sociedad actual ha convertido al sexo en un ídolo

La revista Protestante Digital, con fecha 25 de Abril de 2011 ha publicado el siguiente artículo que creemos puede ser de sumo interés:

Frente al tabú que resulta en muchas iglesias y ante la necesidad de una formación y un acercamiento amplio al tema del sexo,  la Alianza Evangélica Española organiza, del 2 al 5 de mayo en Tarragona, un seminario que abordará la pastoral de la sexualidad . En la 12ª edición del Seminario, pastores, psicólogos y diversos profesionales se esforzarán en dar respuesta a muchos de los interrogantes que se plantean.

Uno de los ponentes será el teólogo y pastor  José de Segovia , que en la  entrevista concedida a ProtestanteDigital.com  ha destacado algunas de las claves en las que profundizará en las plenarias, una serie titulada  “El Evangelio y el sexo” .

José de Segovia, que también es uno de los coordinadores del Seminario, explica la necesidad de que la iglesia afronte este tema desde una perspectiva original respecto a los enfoques que la sociedad actual ofrece.  La visión cristiana de la sexualidad no debe conformarse con responder condenando los modelos que no comparte, sino que “debe ir más allá” para ofrecer una respuesta diferente, una respuesta “que surja del mismo Evangelio”.

La clave está en entender  “que más allá del tabú del sexo en la iglesia, debemos hablar de ello y relacionarlo con el propósito de Dios” . De Segovia explica que aún la literatura evangélica ha contribuido a “hacer de la sexualidad una especie de ídolo” que se reserva al disfrute único “del matrimonio”. En su opinión, “la Biblia nos expone un cuadro más realista” y el sexo “no puede darnos la satisfacción que nos da Cristo Jesús”.

De Segovia entiende que  la sociedad actual hace del sexo “un ídolo, como el poder o el dinero. Y cuando se sirve a estos en lugar de servir al Dios vivo y verdadero, no encontramos la realización personal” , explica. Por eso el llamado fundamental es “al evangelio, a encontrar la satisfacción competa en Él, y de esta forma, encontrar en la sexualidad un medio por el que reconozcamos la bondad de este Dios creativo”.

 RESPUESTAS EQUÍVOCAS
Para este pastor, la sociedad adopta tres actitudes diferentes respecto a la sexualidad. Una es la que lo considera “como un  apetito natural ” que debe ser satisfecho sin mayor consideración. Una visión inspirada en “los antiguos griegos y romanos” y que vuelve a tener auge en la actualidad.

Otra perspectiva es la “platonista”, que calificarían al sexo como “una  pasión animal ”, rebajando su importancia y diferenciándolo de los “apetitos del alma”. Esta visión, adoptada por la iglesia durante muchos siglos, tampoco se correspondería con  la verdad bíblica, que según José de Segovia afirma que el sexo “es algo bueno, creado por Dios” . La tercera perspectiva sería la “ romántica , aquella que surge como oposición al victorianismo que buscaba reprimir lo primario del sexo, y por tanto se realza el papel creativo”.

Todas estas perspectivas muestran la importancia que la sociedad otorga al sexo, un tema que, por tanto, la iglesia no debe evitar. “Muchos viven para el sexo”, haciendo de este el objeto de su instinto idólatra. Por eso en la Biblia explica que el problema está en la idolatría que lleva a pensar que en el sexo se puede encontrar la satisfacción que el ser humano sólo puede saciar en Dios.

 UN ENFOQUE MÁS AMPLIO
 El enfoque con el que uno se acerca a la sexualidad desde la perspectiva cristiana suele adolecer de un exceso de moralismo” , afirma el coordinador del encuentro. Para José de Segovia es necesario avanzar, sobre todo al tratar este tema con los jóvenes. “A la juventud no se le hace ningún favor exponiendo las limitaciones en su sexualidad. Hay que ver hacia dónde apuntan estos deseos”, y mostrar cómo la verdadera respuesta no está en fórmulas legalistas.

El Seminario intentará dar un enfoque “equilibrado”, viendo aspectos terapéuticos, pastorales y teológicos. “Es interesante ver lo que el Evangelio dice acerca del sexo”, afirma De Segovia. “Hemos pensado poco sobre lo que significa el evangelio en la vida de cada persona.  La sexualidad está en la vida, marca todo tipo de relaciones , no sólo las genitales. No es casualidad que se acuda a la sexualidad como imagen de nuestra unión con Dios”, explica.

 Las plenarias indagarán en la figura de Cristo y la importancia de su mensaje  respecto a este tema. “Jesús es el prototipo de humanidad, nos muestra realmente lo que es ser humano. Muestra que se puede ser verdaderamente hombre y no dar a las relaciones sexuales el sentido de el último fin del ser humano”, afirma.

También se explicará la doctrina que Pablo dejó en sus cartas a las iglesias. Un apóstol Pablo “que se ha convertido en el centro de las críticas” cuando es “realista” en su visión de la sexualidad, según el conferenciante.  “En Pablo vemos cómo no consideraba al cuerpo como algo inferior: al contrario, ve en él la morada de Dios, lo que tiene unas implicaciones éticas inmensas  (…) Dios no desprecia nuestro cuerpo, y nosotros tampoco debemos despreciarlo”, explica José De Segovia.

El artículo completo en: http://www.protestantedigital.com/ES/Espana/articulo/12488/la-sociedad-actual-ha-convertido-al-sexo-en

CONSULTA POPULAR

Busquen el bien de la nación adonde yo os he puesto y rueguen por ella al Señor, porque su prosperidad será también la vuestra.

Jeremías 29:7

 Estamos en el Ecuador próximos a una consulta popular. No tomemos a la ligera este hecho. Se trata de un gran desafío para cada creyente. Lastimosamente, muchas veces la respuesta “soy a-político” parecería solucionar el problema y facilitar el desentendernos de la responsabilidad que tenemos. En los tiempo bíblicos, bajo gobiernos estrictamente jerárquicos, el pueblo poco o nada tenía que decir respecto de las decisiones que tomaba el gobernante. De todos modos, vemos a los profetas indagando, cuestionando y denunciando las decisiones políticas de su tiempo. Hoy en día, la democracia, en la medida de sus posibilidades, busca que cada uno de nosotros pueda dar su opinión acerca de las decisiones que han de tomar nuestros gobernantes. Nuestro voto se une al de muchos más en favor de uno u otro camino para nuestro país. En este sentido, la dirección que tomemos dependerá en gran medida de cada ciudadano. Si en los tiempos bíblicos, toda la responsabilidad recaía sobre el rey y sus asesores, ahora, cada ciudadano asume en democracia cierto grado de responsabilidad respecto del futuro de la nación.

Nuestro voto no puede ser tomado a la ligera. Dios demandará de su pueblo respuestas respecto del destino que tomó la nación en la que fue puesto.

Una recomendación muy importante que podemos dar en este momento es que cada creyente determine su voto con cabeza fría y no en base a emociones. Tanto quienes proponen el sí como quienes demandan el no, apelan a la promoción de sus respectivas posiciones en base a la promoción mediática. Debemos estar atentos, pues por lo general este tipo de promoción no apela a las razones sino a las emociones. Lo podemos ver en las propagandas de cualquier producto que se promociona en televisión u otro medio. Exaltar el resentimiento, la discordia o la confrontación es uno de los ejes que se ha podido percibir en este sentido en los medios. Con serenidad y sabiduría reflexionemos sobre las consecuencias que traerá el voto afirmativo o negativo de cada pregunta. Escuchemos a quienes proponen el sí y a quienes apoyan el no en cada pregunta. No tanto en medio de la euforia televisiva gobiernista u opositora, sino en medios que inviten a la reflexión y al análisis. Busquemos en los exponentes razones, no discursos, ideas, no palabras, argumentos, no improperios.

Finalmente oremos y pidamos dirección a Dios para nuestra decisión. Y que Dios nos guíe, como pueblo suyo en la consulta popular del día 7 de mayo.