Cómo decidir sabiamente en momentos críticos

Decisiones

Hay decisiones que nos pueden costar la vida. Cuando se trata de decisiones en las cuales era imposible prever el resultado no podemos hacer nada. No obstante, hay decisiones que, si supiéramos evaluar de mejor manera las consecuencias, podríamos evitar amargos finales en nuestro futuro.

Debemos primeramente distinguir entre dos tipos de decisiones: aquellas que debemos tomarlas en un momento crítico y aquellas que pueden tomarse con calma.

Una decisión crítica es aquella en la cual debo decidir lo que hacer durante un incendio. Una decisión que se puede tomar con calma es la que debo tomar sobre qué estudiar en la universidad. Es evidente que más podemos hacer sobre aquellas decisiones en las cuales contamos más tiempo para decidir, sin embargo, existen maneras de dar tiempo a las decisiones críticas.

concepto-de-toma-de-decisiones

Durante la emergencia no podemos alargar la decisión, pero lo que sí podemos hacer es adelantarnos al momento de la emergencia. Prever la emergencia y decidir antes de aquella situación es una manera de darnos el tiempo adecuado para decidir con cabeza fría.

Decisiones como por ejemplo entrar en un negocio ilícito que requiere una decisión inmediata pueden ser tomadas en un momento de sosiego, reflexionando sobre todas las implicaciones de aceptar dicho tipo de negocios. Decisiones sobre nuestra pureza sexual pueden ser previstas y no dejadas al momento en el que la seducción puede nublar nuestra comprensión de las consecuencias.

corrupcion

Las decisiones que anticipan el momento crítico siguen un principio muy provechoso que hallamos en el libro de los proverbios: “diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante”. Hay ciertos temas sobre los cuales no cabe duda que tendremos que decidir algún momento y, el mejor favor que podemos hacernos es dirigir nuestros párpados hacia ese momento y reflexionar sobre la mejor decisión que podríamos tomar.

Aquí algunos pasos que podrías tomar para tomar decisiones respecto del futuro:

  1. Evalúa las opciones que tienes ante una circunstancia específica. No siempre son dos. Por ejemplo, pienso que los encuentros sexuales fuera del matrimonio están fuera de discusión en mi vida, por lo tanto, lo más adecuado sería decir “no” en un encuentro casual que paulatinamente me ha llevado a un escenario crítico en el que debo decidir entre la negativa o la caída. Así pues, las opciones que tengo son dos, aparentemente, ceder a la tentación o rechazar a la persona. No obstante, hay otra posibilidad. Evitar todo encuentro que pueda terminar en un acto que personalmente considero inmoral. No puedo dejar de relacionarme socialmente con las personas, pero si puede prever cuando una relación está encaminándose hacia algo cada vez más íntimo. Es allí donde debo optar por parar antes de tiempo aquella posibilidad tomando una adecuada distancia.
  2. Evalúa las consecuencias que podrían tener las distintas decisiones que pudieses tomar. Cuando tenemos la mente despejada es más fácil mirar las consecuencias que pueden darse como resultado de una decisión específica. En ocasiones, posiblemente no tengamos claras todas las consecuencias, no obstante, el hecho de que evaluemos estas decisiones con tiempo, nos permite incluso buscar orientación, evaluar casos similares y ampliar nuestro panorama para comprender cuales serían a la larga los efectos de nuestras decisiones.
  3. Toma una decisión específica. En ese momento, y en base a las consecuencias que has podido determinar, toma una decisión que tomarás cuando te enfrentes a esos momentos críticos. Puedes haber hecho la evaluación de una situación en la cual se te ofrece un negocio ilícito. Tú has evaluado las circunstancias, así como las consecuencias de aceptar dicho negocio y has decido no hacerlo. Si en algún momento, en el futuro se presentan con dicha propuesta y el monto económico de la misma es tentador, en tu mente aflorarán las razones por las cuales aceptar dicho ilícito no era conveniente y te ayudarán a rechazar una propuesta, por lo demás, tentadora.

Cerciórate siempre de darle tiempo a tu mente y a tu corazón para tomar decisiones de las cuales pueda depender tu vida, todo tu negocio o incluso tu familia. Y finalmente, no olvides orar mientras tomas estas decisiones para que puedas ser guiado por la sabiduría del Espíritu Santo

La sociedad actual ha convertido al sexo en un ídolo

La revista Protestante Digital, con fecha 25 de Abril de 2011 ha publicado el siguiente artículo que creemos puede ser de sumo interés:

Frente al tabú que resulta en muchas iglesias y ante la necesidad de una formación y un acercamiento amplio al tema del sexo,  la Alianza Evangélica Española organiza, del 2 al 5 de mayo en Tarragona, un seminario que abordará la pastoral de la sexualidad . En la 12ª edición del Seminario, pastores, psicólogos y diversos profesionales se esforzarán en dar respuesta a muchos de los interrogantes que se plantean.

Uno de los ponentes será el teólogo y pastor  José de Segovia , que en la  entrevista concedida a ProtestanteDigital.com  ha destacado algunas de las claves en las que profundizará en las plenarias, una serie titulada  “El Evangelio y el sexo” .

José de Segovia, que también es uno de los coordinadores del Seminario, explica la necesidad de que la iglesia afronte este tema desde una perspectiva original respecto a los enfoques que la sociedad actual ofrece.  La visión cristiana de la sexualidad no debe conformarse con responder condenando los modelos que no comparte, sino que “debe ir más allá” para ofrecer una respuesta diferente, una respuesta “que surja del mismo Evangelio”.

La clave está en entender  “que más allá del tabú del sexo en la iglesia, debemos hablar de ello y relacionarlo con el propósito de Dios” . De Segovia explica que aún la literatura evangélica ha contribuido a “hacer de la sexualidad una especie de ídolo” que se reserva al disfrute único “del matrimonio”. En su opinión, “la Biblia nos expone un cuadro más realista” y el sexo “no puede darnos la satisfacción que nos da Cristo Jesús”.

De Segovia entiende que  la sociedad actual hace del sexo “un ídolo, como el poder o el dinero. Y cuando se sirve a estos en lugar de servir al Dios vivo y verdadero, no encontramos la realización personal” , explica. Por eso el llamado fundamental es “al evangelio, a encontrar la satisfacción competa en Él, y de esta forma, encontrar en la sexualidad un medio por el que reconozcamos la bondad de este Dios creativo”.

 RESPUESTAS EQUÍVOCAS
Para este pastor, la sociedad adopta tres actitudes diferentes respecto a la sexualidad. Una es la que lo considera “como un  apetito natural ” que debe ser satisfecho sin mayor consideración. Una visión inspirada en “los antiguos griegos y romanos” y que vuelve a tener auge en la actualidad.

Otra perspectiva es la “platonista”, que calificarían al sexo como “una  pasión animal ”, rebajando su importancia y diferenciándolo de los “apetitos del alma”. Esta visión, adoptada por la iglesia durante muchos siglos, tampoco se correspondería con  la verdad bíblica, que según José de Segovia afirma que el sexo “es algo bueno, creado por Dios” . La tercera perspectiva sería la “ romántica , aquella que surge como oposición al victorianismo que buscaba reprimir lo primario del sexo, y por tanto se realza el papel creativo”.

Todas estas perspectivas muestran la importancia que la sociedad otorga al sexo, un tema que, por tanto, la iglesia no debe evitar. “Muchos viven para el sexo”, haciendo de este el objeto de su instinto idólatra. Por eso en la Biblia explica que el problema está en la idolatría que lleva a pensar que en el sexo se puede encontrar la satisfacción que el ser humano sólo puede saciar en Dios.

 UN ENFOQUE MÁS AMPLIO
 El enfoque con el que uno se acerca a la sexualidad desde la perspectiva cristiana suele adolecer de un exceso de moralismo” , afirma el coordinador del encuentro. Para José de Segovia es necesario avanzar, sobre todo al tratar este tema con los jóvenes. “A la juventud no se le hace ningún favor exponiendo las limitaciones en su sexualidad. Hay que ver hacia dónde apuntan estos deseos”, y mostrar cómo la verdadera respuesta no está en fórmulas legalistas.

El Seminario intentará dar un enfoque “equilibrado”, viendo aspectos terapéuticos, pastorales y teológicos. “Es interesante ver lo que el Evangelio dice acerca del sexo”, afirma De Segovia. “Hemos pensado poco sobre lo que significa el evangelio en la vida de cada persona.  La sexualidad está en la vida, marca todo tipo de relaciones , no sólo las genitales. No es casualidad que se acuda a la sexualidad como imagen de nuestra unión con Dios”, explica.

 Las plenarias indagarán en la figura de Cristo y la importancia de su mensaje  respecto a este tema. “Jesús es el prototipo de humanidad, nos muestra realmente lo que es ser humano. Muestra que se puede ser verdaderamente hombre y no dar a las relaciones sexuales el sentido de el último fin del ser humano”, afirma.

También se explicará la doctrina que Pablo dejó en sus cartas a las iglesias. Un apóstol Pablo “que se ha convertido en el centro de las críticas” cuando es “realista” en su visión de la sexualidad, según el conferenciante.  “En Pablo vemos cómo no consideraba al cuerpo como algo inferior: al contrario, ve en él la morada de Dios, lo que tiene unas implicaciones éticas inmensas  (…) Dios no desprecia nuestro cuerpo, y nosotros tampoco debemos despreciarlo”, explica José De Segovia.

El artículo completo en: http://www.protestantedigital.com/ES/Espana/articulo/12488/la-sociedad-actual-ha-convertido-al-sexo-en